lunes, 17 de septiembre de 2018

Luciana Flores se impuso en la U-16 del nacional de tenis

La orureña Luciana Flores demostró una gran calidad técnica y se coronó campeona del torneo nacional de tenis G-2 menores en la división U-16 que se desarrolló en la ciudad de Oruro y culminó el reciente fin de semana; en el último encuentro venció a Camila Corrales de Cochabamba por 2 sets a 1.

Las canchas del Oruro Tenis Club fueron el escenario para la conclusión del torneo nacional de tenis en sus divisiones menores, en la final de la división U-16 realizado el viernes por la mañana, la orureña Luciana Flores, se coronó campeona al vencer a la cochabambina Camila Corrales de Cochabamba por 2 sets a 1 con parciales de 1-6, 6-1 y 6-4, en partido bastante complicado, pues en determinado momento estuvo a poco de dejar el campo de juego por una lesión, pero continuó y pudo lograr la victoria.

La presea obtenida por la tenista fue la conclusión de un lindo torneo para ella donde mostró toda su capacidad y técnica depurada, ya en la U-14 mostró que está para grandes cosas, pues llegó hasta instancias semifinales, tanto en la modalidad singles como en dobles.

Ahora, Luciana Flores seguirá con su preparación para incursionar en el próximo evento nacional G-1 que se cumplirá en Sucre a finales de octubre.

En otros resultados, por la categoría U-12 damas, Adriana Zurita (Santa Cruz) venció por 2 sets a 0 a Aba Guzmán (Cochabamba) y se adjudicó el primer lugar, en varones por la misma división, Pablo Serrano (Cochabamba), ganó a su paisano Thiago Mendieta por 2 sets a 0. En la U-16 varones Rodrigo Sánchez (La Paz), logró la victoria sobre Grover Vargas (Cochabamba) y se adjudicó el título.

En la modalidad dobles U-12, los orureños Alejandro Urquidi y Andrés Vargas obtuvieron el subcampeonato dejando en el camino a interesantes duplas.

Andrés y Sergio, campeones que entrenan en su garaje

Con los hermanos adolescentes Andrés y Sergio Maradiegue, el “talento por herencia” con génesis en el abuelo, el hombre que cimentó el sueño del tenis de mesa en la familia (permitiéndonos mezclar libremente términos de lo tangible con lo abstracto), se transformó en imperio en plena construcción.

Porque si aquel varón supo ser un buen transmisor del amor especial por ese deporte, continuar con la suerte de “promesa sin pacto” debía ser inevitable en la nueva camada. No repasar las pisadas habría devenido en una profanación al deseo quizás nunca dicho.

Sergio y Andrés, de 16 y 17 años, juntos son dinamita. Sí. La frase cae en el mundillo del cliché, pero he aquí el “intento” tal vez fallido de un pincelazo diferenciador: el menor es la bala que se activa tras el gatillazo (es explosivo). El mayor, el mecanismo humano que completa y echa a andar el arma en el juego (racional), cuando el complemento se traduce en la “danza” perfecta de movimientos.

Pero nadie dijo que seguir con el mandato familiar resultaría sencillo, aunque aquí entra un factor determinante que ayuda a comprender el panorama: los verdaderos triunfadores se hacen desde la vereda (o acera) de la adversidad.

Desde hace cinco meses, estos muchachos entrenan en el garaje de su hogar, en un lugar estrecho que Omar Maradiegue, su padre, acondicionó de la manera que pudo. Este hombre le puso luz blanca y quitó todas aquellas cosas que nunca sobran en casa, pero que uno prefiere guardar. Generó mayor espacio para que sus hijos pudieran practicar.

En dicho tiempo, los hermanos afianzaron su funcionamiento de la mano de su entrenador, el retirado prematuramente de las competencias Arnaldo Hernández (tiene 23 años y dejó de jugar a los 14, cuando su papá falleció).

La dupla emergente de Pacata Alta puede estar tranquila porque el título departamental de los Plurinacionales (en dobles) ahora es suyo.

Sirvieron los cinco meses. Sirvió el sacrificio. Bienvenida resultó la aspereza del suelo. Bienvenida, también, la iluminación baja (porque, pese a las mejoras, sigue estando por debajo de lo pretendido). Es por todo ello que Sergio y Andrés son campeones.

“El piso es algo áspero y resbaloso, a la vez. Hay que cuidarse”, contó Andrés. “La final ha sido complicada, pero con lo que pudimos entrenar y gracias al apoyo, logramos el título”, completó Sergio, que estudia en el colegio Edmundo Bojanowski, al igual que su hermano mayor.

Andrés, que también salió campeón en singles, retomó la palabra: “Empezamos a los 11 o 12 años. En 2016, nomás, hicimos dupla en los Plurinacionales. Nos eliminaron en la primera fase. Ahora mostramos un mejor rendimiento”.

Desde hace 11 meses que las instalaciones de la Asociación local (en la Humboldt, por el Félix Capriles) están cerradas. Es por eso que los Maradiegue, ayudados por la mesa no reglamentaria que compró su papá, recurrieron a la misma medida que los que aman el tenis de mesa y se encuentran en condiciones de hacerlo: ensayar en sus viviendas.

Como cosa aparte, los adolescentes disfrutan de tocar la guitarra y el tambor. En la música hallan otro canal que los une, aunque, de momento, se ponen en la piel de intérpretes ocasionales.

Son los Maradiegue, los muchachos que forjan su habilidad en su garaje.

Paso a paso

Los hermanos prefieren ir de a poco. Y aunque el objetivo es el título en la tercera fase de los Plurinacionales, en Beni, ellos optan por ser cautelosos.

Entrenador de la dupla: “Volví por los chicos”


“Volví porque conocí a los chicos. Vi que tenían mucho potencial y que jugaban bastante bien, pero les faltaban cosas. Las pudimos subsanar. Me siento feliz con los muchachos”, analizó Arnaldo Hernández, quien no dudó en preparar a los hermanos Sergio y Andrés Maradiegue.

Hernández, de 23 años, regresó luego de nueve años al tenis de mesa. Según su relato, resolvió poner una pausa en su carrera deportiva cuando murió su padre.

“Con él entrenaba. Practicaba desde niño. Mi papá es el que incursionó primero en esto del tenis d mesa. Cuando él falleció intenté seguir jugando, pero no tenía con quién hacerlo. Colgué la raqueta en ese momento”, señaló el cochabambino.

Futures: Zeballos se corona campeón

El tenista boliviano Federico Zeballos ganó el torneo internacional Futures este fin de semana en las instalaciones de Las Palmas Country Club, de Santa Cruz, después de vencer en la final al argentino Matías Zukas por la cuenta de dos sets contra cero con los parciales de 6-3 y 7-6(4).

Zeballos (sembrado número cuatro en este certamen) aplicó un tenis contundente y con mucha intensidad a lo largo del torneo, virtudes que también propuso en la final disputada la noche del sábado.

Zukas (raqueta número dos en el torneo) llegó como uno de los favoritos para conseguir el primer puesto y el encuentro pudo quedar en manos de cualquiera. En el primer set, Zeballos dejó en apuros al visitante, pero para la segunda cancha tuvo que doblegar el esfuerzo para quedarse con el título de este certamen. En la modalidad de dobles, Zeballos y Zukas llegaron a la final, instancia en la cual salieron vencedores ante Franco Capalbo (Argentina) y Juan Carlos Aguilar (Bolivia) por un marcador de 6-7(6), 6-1 y 10-5.

Francia y Croacia, finalistas también en la Copa Davis

Primero fue el Mundial de fútbol. Ahora la Copa Davis de tenis. Francia y Croacia volverán a chocar para definir al mejor en un torneo de prestigio.



Tras ocho horas de tenis, Borna Coric, quien estaba en desventaja por dos sets contra uno, venció a Sam Querrey por 6-7 (0), 6-1, 6-7 (11), 6-1, 6-3 en el quinto y decisivo juego de la semifinal.
Francia, la campeona defensora, será local en la serie final, del 23 al 25 de noviembre. /AP

domingo, 16 de septiembre de 2018

TENIS CHUQUISACA Supremacía local

LO QUE VIENE

El torneo de tenis G2 también permitió a los deportistas una preparación de cara al torneo Grado 1 (G1), que tiene un nivel más fuerte y cuenta con los mejores jugadores de Bolivia. Este campeonato está previsto para fines de octubre.

Este certamen nacional se realizará en Sucre y se prevé la participación de por lo menos 170 jugadores.

Antes del G1, se tendrá un fixture con los mejores tenistas que jugarán por una bolsa de $us 1.000 para varones y $us 500 para damas.

Concluyó el torneo nacional de tenis Grado 2 (G2) y Chuquisaca tuvo una excelente participación.

Ayer se disputaron las últimas tres finales en las categorías 12 años (damas y varones) y 16 años (varones). Los tenistas locales se impusieron en dos de las tres.

La final en singles 12 años varones fue jugada por Santiago Lora (Cochabamba) y Eduardo Borda (Chuquisaca), en damas Natalia Gutiérrez no pudo ante la beniana Dayanara Velasco.

Borda derrotó con autoridad en la final a su rival (6-2 y 6-1); mientras que Gutiérrez venció a Gutiérrez (6-0 y 6-0).

Borda jugó tranquilo frente a un rival duro y muy bueno que apeló a su potencia.

Entretanto, en singles, 16 años, se enfrentaron el cruceño Esteban Dávila y chuquisaqueño Santiago Vedia, quien ganó la final (6-1 y 6-3).

Vedia estuvo preciso con sus saques, que es una de sus fortalezas de juego.

El entrenador de tenis, José Luis Fanola, indicó que el torneo culminó bastante bien para Chuquisaca, porque además de los títulos de Borda y Vedia, se coronaron como campeones los locales Nicolaus Quispe y Jéssica Santa Cruz (14 años), y Roberto Portillo (18 años).

Las chuquisaqueñas Adriana Díaz y Luciana Coca lograron el subcampeonato en dobles 12 años, así como Santiago Vedia que hizo dupla con el cochabambino Pedro Giménez, en 16 años.

“Nos vamos con el 80% de todos los trofeos, fue un buen torneo del G2 y nos sirvió mucho para prepararnos de cara al torneo nacional G-1 que también será en Sucre a fines de octubre”, señaló.



Santiago Vedia

Campeón-Categoría 16 años

"Entrené mucho mis saques y eso me dio

este resultado”.



Eduardo Borda

"Campeón-Categoría 12 años

Estaba duro el encuentro, pero pude

resolver mis problemas”.



Dayanara Velasco

"Campeona-Categoría 12 años

Tuve un buen entrenamiento y

por eso gané esta final”.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Federico Zeballos se vuelve insignia en el Futures

El tenista Federico Zeballos pasó a la semifinal en el torneo internacional Futures y se quedó como el único representante boliviano en la Copa Las Palmas Country Club, en Santa Cruz, luego de vencer sin apuros a Ignacio Carou (Argentina) con los triunfos en los dos sets en la cancha número dos del club la noche del jueves.
Zeballos (sembrado como número cuatro en este torneo) continúa en la ruta hacia el título del Futures con una cómoda victoria por los marcadores de 6-3 y 6-1, asegurando de esta manera su presencia en la semifinal, que se disputará este viernes desde horas de la tarde.
El triunfo de Zeballos fue la única alegría obtenida por el tenis boliviano este jueves en la modalidad de singles, ya que los otros dos representantes: Juan Carlos Aguilar y Raúl García, fueron vencidos.
Aguilar perdió por 0-2 (0-6 y 1-6) frente a Matías Zukas (Argentina), número dos en este certamen. La experiencia del tenista visitante definió las acciones a su favor. Desde hace años, Zukas viene jugando los Futures en Bolivia y encontró la manera de hacer frente a los locales.
García, por su lado, también se cayó de la carrera por el título después de perder ante José Pereira (Brasil), raqueta número tres, con los parciales de 3-6 y 4-6.

Tenis ingresa en recta final



El Torneo Nacional de Tenis Grado 2 (G2) que se desarrolla en el complejo deportivo La Madona, ingresa hoy a su recta final con los partidos de cuartos de final. En la primera etapa que tuvo las categorías 14 y 18 años, tanto en damas como en varones, la representación chuquisaqueña se apoderó de cinco de los siete títulos.

El miércoles arrancó el clasificatorio de las categorías 12 y 16 años, ayer siguió con varios encuentros y para hoy están previstas siete semifinales en singles y seis en dobles, además de tres finales.

El Torneo Nacional de Tenis G2 congrega a 115 participantes de toda Bolivia, entre 12 y 18 años de edad.

“Chuquisaca tiene 50 representantes y hasta ayer (miércoles) ya estaba asegurado para los locales un 40% de todos los premios y en la segunda etapa yo creo que llegamos a otro 40%, con lo que se quedaría un 80% de los títulos en Chuquisaca”, enfatizó el entrenador de tenis, José Luis Fanola.

Esta competición nacional se realiza a puertas abiertas en las canchas de La Madona. “El ingreso es libre, se invita a todo el público que quiera ver tenis de buen nivel, esto acaba el día sábado”, dijo Fanola.

Los encuentros se disputan entre las 9:00 y las 20:00.

PREPARATORIO

El torneo de tenis G2 también sirve como un preparatorio para los deportistas locales de cara al torneo Grado 1 (G1), que tiene un nivel más fuerte y cuenta con los mejores jugadores de Bolivia. Este campeonato está previsto para fines de octubre.